martes, 26 de febrero de 2013

QUE TIEMBLE HASTA LOS CIMIENTOS


Una vez más, una cita importante llega a nuestro mágico Nervión. Una cita para seguir escribiendo nuestra historia con letras de oro. Partido trascendental para el devenir de nuestro glorioso Sevilla FC. Y es que no todos los años se juega una final de copa, es más, no todos los años se juega una semifinal de copa, teniendo en cuenta que a pesar de que el resultado es adverso…no es insalvable.

El corazón colchonero clama vendetta. En la mente de los atléticos retumban los goles de Jesús Navas y Diego Capel, goles que valieron para que el título de Copa del Rey 2010 viniera para nuestras vitrinas. Tienen la posibilidad de vengarse, puesto que el resultado del partido de ida les da ventaja. Nos enfrentamos a un Atlético muy fuerte, la clasificación liguera así lo demuestra. No sólo se caracteriza por el juego al límite que imprime en cada partido, sino también por la calidad letal de los hombres de arriba, sobre todo el nombre que centra toda la atención en el conjunto de Simeone, Radamel Falcao. La expedición colchonera que se dará cita en nuestro Estadio Ramón Sánchez Pízjuna estará formada por: los porteros Thibaut Courtois y Sergio Asenjo; los defensas Juanfran Torres, Joao Miranda, Cata Díaz, Filipe Luis y Emiliano Insua; los medios Arda Turan, Gabi Fernández, Mario Suárez, Tiago Mendes, Koke Resurrección, Cristian Rodríguez y Raúl García; y los delanteros Radamel Falcao, Adrián López y Diego Costa.
 
El árbitro asignado para dirigir el encuentro será Fernando Teixeira Vitienes.

De la intervención en rueda de prensa previo al encuentro de Unai Emery, destacamos los siguiente: “Sabemos que tenemos que jugar a ganar, tenemos una parte de  ventaja sobre lo que queremos hacer y con esa idea ser conscientes de que hay una gran parte del partido en la que tiene que jugar el corazón y una gran parte donde tiene que jugar la cabeza… Tiene que haber una parte cerebral en la que diga dos y dos son cuatro… No quiero que el jugador salga con los dientes, muerda y que le saquen tarjeta roja… Quiero que tenga los dientes, que muerda, pero que lo justo para quitar el balón. Los jugadores están mentalizados, con muchas ganas y ahora tenemos que darle esa dosis de equilibrio”.


Confiamos en nuestras posibilidades, siendo conscientes de la dificultad. El empuje de nuestra grada, tiene que llevar en volandas al equipo. Entre todos tenemos que convertir nuestra bombonera en un infierno para el rival. El sevillismo tiene en sus espaldas el saber que, en muchas citas importantes hemos ayudado ha sacar el partido adelante, y ésta vez no puede ser menos…¡¡¡a por ellos!!!. Entre todos, ¡¡¡podemos!!!.

VAMOS MI SEVILLA, VAMOS CAMPEON.