viernes, 21 de mayo de 2010

AL SON DE CAMPEONES

Y Sevilla se volcó con su copa, el aroma sevillista inundo cada rincón de ésta nuestra bendita ciudad, entre palmas y olés, entre cánticos y sones de campeón le dimos la bienvenida al título del  ganador. Calles, avenidas, plazas abarrotadas de un sólo color, SEVILLA ROJIBLANCA.

Una afición, la sevillista que en ningún momento dejó solo a éste nuestro glorioso campeón, por una parte los que viajaron y por otra parte los que apoyaron desde la lejanía, sacando fuerzas de flaquezas, la ocasión lo merecía y no podía ser menos, las gargantas no dan para más pero había que estar, somos grandes y hay que disfrutarlo.
No hagan caso de lo que se escupe desde las emisoras capitalinas, empeñadas en faltar al respeto una y otra vez a ésta nuestra gran afición, aquella que llevó el mayor desplazamiento vivido en éste país en una final como fue la que se jugó en Madrid ante el Getafe CF, más de ochenta mil sevillistas, hemos dicho algo, y que con toda la mala leche del mundo, como no podía ser menos, que es la que tiene la RFEF hacía los clubes del Sur, demostramos una vez más que da igual donde nos manden, porque nosotros nunca dejaremos caminar sólo a nuestro glorioso, y así fue, más de treinta mil personas, más de treinta mil almas sevillistas que nos dimos cita en nuestra final, en un día laborable y a mil kilómetros de Nervión, verdad es que los atléticos nos superaron en número, igual que los persas superaban a los trescientos espartanos en la batalla de Salamina, pero nosotros, la minoría, bien que le plantamos cara, sólo se escuchaban nuestros cánticos, sólo existió una afición, esa que arropo al equipo campeón hasta la victoria siempre, pero que nos queréis contar, pobres miserables, de lejos se os ve el plumero ¡¡¡vuestra envidia es nuestro orgullo!!!, ya lo rezaba el lema en el mosaico previo a la final, "RESPETO", aquel que no tienen con nosotros.
Y entre Nervión y el ayuntamiento, pasando por la Puerta de Jerez y la santa Cátedral, nuestro Sevilla FC y su afición en masas pasearon el título como aquel que viene de ganar una gran batalla, como se merece, a lo grande para así finalizar nuevamente en nuestro Mágico Nervión dando cierre a toda ésta cadena de celebración. ¿acaso se puede ser de otro equipo?. ¡¡¡VIVA EL SEVILLA FC!!!

1 comentario:

rocio dijo...

QUÉ BUEN VÍDEO FRAN QUE ARTE EL ZOKORA EL MISMO SE ANIMABA EL TIO