miércoles, 29 de diciembre de 2010

2010...ASI FUE

 Durante estos días, supongo, quien más y quien menos habrá hecho balance del año que se nos va. Psicológicamente es una ocasión extraordinaria para empezar de nuevo y renovar nuestras buenas intenciones ; analizar lo que ha merecido la pena y lo que no debemos volver a repetir.Fin de año es un momento particularmente mágico para estos menesteres, pero no podemos olvidar que el gran Einstein nos enseña que el tiempo es relativo.Cualquier día puede ser bueno para remover y fortificar los cimientos que sostienen nuestra existencia.La voluntad no entiende de calendario y en más de una ocasión nuestros sueños se van con las burbujas del champán o cava. Mejor digamos cava, pues fue en Barcelona donde ganamos la Copa del Rey.No sólo ganamos, sino que derrotamos al equipo de la orilla del Manzanares.Este equipo, al que obvio nombrar, es nuestro rival, pero no nuestro enemigo.La palabra enemigo tiene connotaciones que el mundo del fútbol no debe recoger. Me gustaría que este deseo fuese realidad en el dos mil once. Nunca pertenecer a un club  nos da licencia para perder el civismo.Perder el civismo es directamente proporcional a ser indignos seguidores del club al que amamos.

       Quisiera destacar con respecto a la final de la Copa del Rey, la buena organización de nuestra entidad. La directiva del Sevilla Fútbol Club estuvo a la altura del evento.Flotar autobuses gratuitos para los socios fue un gesto que merecimos y que la economía del club se pudo permitir.Fueron jornadas de convivencia, de alegría, de señorío sevillista, de urbanidad.No hubo ninguna mala noticia, nada que pudiese enturbiar el gran acontecimiento."Los sevillistas somos gente de bien".No necesitamos manual de instrucciones para saber estar. En Barcelona fuimos ejemplo de sevillanía, como lo fuimos en Eindhoven y en otras plazas de Europa.
        También destaco y me adhiero a la lucha de nuestro presidente por la distribución justa y equitativa de los beneficios de los partidos televisados. Aunque igualmente destaco que la economía no es el único motor que mueve a un  equipo.Cuando nuestro glorioso Sevilla ganó  al Barcelona en Mónaco, con gol de nuestro Capo también, dicho sea de paso, vencimos al campeón de Europa.La diferencia presupuestaria era grande, pero la victoria se obtiene desde muchas variables. No necesariamente el futbolista mejor pagado es el más virtuoso en su puesto.Este razonamiento no resta ni un ápice a la postura valiente de Don José María. Sé, lamentablemente, que la economía mueve el mundo, pero podría ser de otra manera, y no soy ningún iluso.

         Del año que se nos va quisiera olvidar la tensión vivida desde las gradas en numerosos partidos.Con independencia de que nuestro equipo no juega como lo hizo en su reciente época gloriosa, creo que los aficionados somos víctimas de la "victoria pírrica". Debemos normalizar nuestra situación y animar siempre.Nunca debemos echar leña sobre la hoguera;  apaguemos el fuego.Cuando los jugadores salgan descentrados o se descentren ante lo inesperado, debemos reorganizarlos con nuestros cantos y aplausos.

          Quiero señalar de forma significativa la habilitación de puestos que se han creado en banco de pista para personas con discapacidad física.Debemos convivir juntos, sin obstáculos.Quizás los discapacitados de mañana seamos nosotros.Destaco también el trabajo que realiza la Fundación.Luchar desde el deporte por un mundo más justo y solidario no es una opción, es un deber.

           Tengamos un año venturoso y vivamos nuestro sevillismo con ilusión y alegría. Que nuestra peña crezca siempre en amistad y como familia.¡ Seamos uno!.

5 comentarios:

FRANK dijo...

Una vez más, deleitándonos. Manuel no todo ha sido malo, ¿verdad?. Las situaciones llegan como llegan y hay que afrontarlas.

rocio dijo...

Me encanta, lo estaba leyendo sin saber que habías sido tú y me sonaba raro, veía mucha filosofía en tis palabras, como es cierto que cada uno escribe a su manera, ojalá un día la presi se decida a escribir. Feliz año a todos y por dios que crezcamos todos.
A nuestro Sevilla le pido salir de donde estamos y la afición NO OLVIDAR DE DONDE VENIMOS, APOYAR POR ENCIMA DE TODO.

FRANK dijo...

así es rocio. Animar por encima de todo...

EL PAPI MAGASE dijo...

Hago un kit-kat en lo que me queda de aqui a la cena y las uvas para felicitaros a cada uno en vuestro blog y dejaros este último comentario del año que se nos va con mis mejores deseos sevillistas para el 2011.

¡felicidades y mucho sevillismo para el año que dentro de nada va a comenzar!

MarescaFans dijo...

Una pena que tu pluma sea deleite de nuestros sentidos en pocas ocasiones....Eso para el artifice de este post. Aunque eso no reste protagonismo a quien elegantemente y con su astucia, dedicacion y originalidad lleva este nuestro blog cada dia....

En segundo lugar reiterarme en tus palabras, a veces estamos tan cabreados con la situacion del partido que no vemos mas alla de nuestras narices, y no vemos que quizas lo que no funcione en el terreno de juego, tenemos el deber mientras estan esos 90 minutos en juego, de enderezar cada orden de los jugadores que se hayan perdidos... a veces hace falta que alguien nos habra los ojos y seamos mas conscientes de lo que cuentas....

Saludos y buen sevillismo a todos...