viernes, 24 de septiembre de 2010

SEGUIMOS INVICTOS

Y no todo va ser negativo, a pesar de los pesares, todavía en lo que llevamos de temporada no conocemos el sabor de la derrota. Se está hablando de los sistemas, si un delantero o dos, si dos mediocentros o tres, si un 4-4-2 o un 4-3-3, se habla mucho pero se dice poco. Lo que queda algo claro es que el equipo por una razón u otra no termina de dar ese paso adelante que haga matar los encuentros. A lo mejor no somos, o no queremos ser conscientes de que el nivel ha bajado varios escalones, y es hora de asumirlo.

Primeros cuarenta y cinco minutos  donde el equipo sale con la iniciativa de saber lo que quiere, de ir a por el encuentro. Domina el juego, el balón, las ocasiones, Palop es un mero espectador, los errores arbitrales siguen perjudicándonos, el tiempo pasa y nos adelantamos en el marcador, y finalizamos con un gol de ventaja, la cosa rueda bien. Pero llega el segundo tiempo y abrimos la jaula para que salga la pájara,  el equipo cambia por completo; parece desfondado, alocado, descolocado, sin rumbo, convertimos al rival, ésta vez al Racing, en el equipo revelación de la liga, empatan, las ocasiones no llegan, ninguna en la segunda mitad, y así es I M P O S I B L E; las ideas desaparecen, las opciones no relucen, los cambios parecen llegar tarde, da la sensación de que el equipo se ha olvidado de cómo se juega al Fútbol, finaliza en el encuentro, y otros dos puntos que vuelan al pozo sin fondo, y ya van cuatro. Arbitraje una vez más, HORRIBLE, pero no esperemos menos, nunca hemos tenido alguno digno de mención, contados con los dedos de una mano y nos sobran dedos, pero hablar de éstos es perder demasiado tiempo.

Como nombres propios del encuentro citaremos a Guarente, Alfaro, Zokora y Negredo. El respetable estuvo a la altura de las circunstancias, sabiendo dictar sentencia cuando sonó el pitido final, respetando mientras todo estaba en juego, como debe ser, parece que poco a poco vamos aprendiendo, a ver hasta cuando dura.

¡Ojo! con éstos puntos que estamos dejando escapar, al final del campeonato echaremos la vista atrás y vendrán las lamentaciones. Un punto más para el casillero o dos menos, pero en dos días aparece la siguiente jornada, y los deberes que no haces en casa estas obligado a sacarlo lejos; el rival es propicio, el Hércules, un recién ascendido, pero también eran propicios los puntos de Depor y Racing, y se nos escaparon.

VAMOS MI SEVILLA, VAMOS CAMPEÓN.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sigo pensando que la grada está cargada negativamente y lo transmite
llegando al terreno de juego y a la mente de los jugadores.
¡Así no podemos seguir!
Manuel.

rocio dijo...

BUENO VALE QUE PITEN AL FINAL PERO CON MODERACIÓN FRAN, QUE A LA GENTE LO QUE MÁS LE GUSTA ES SACAR ESTO EN LOS DEPORTES, Y MÁS QUE OÍ ALGO DEL ENFADO DE PALOP, HABER SI ME CUENTAS O LO PILLO POR INTERNET

FRANK dijo...

El público transmite al equipo lo mismo que el equipo transmite al público...